El Ejercicio y El Sistema Nervioso

| February 11, 2013 | 0 Comments

equilibrio a una sola pierna

El ejercicio y el sistema nervioso

 

El sistema neuromuscular, o el sistema nervioso, puede ser descrito como la “conexión mente-cuerpo”. El sistema nervioso permite a tu cerebro transmitir información de ida y vuelta hacia el resto del cuerpo. Esta comunicación constante permite todo el movimiento humano.

 

Durante un entrenamiento, tienes el potencial de impactar positivamente en el sistema nervioso porque es una de las pocas veces en la vida en que conscientemente conseguimos que nuestro cerebro envíe instrucciones (señales) a nuestros músculos esperando respuestas concretas. El “consciente” aspecto de esta interacción entre el cerebro y los músculos durante un entrenamiento es de vital importancia cuando se trata de capacitar y reciclar el sistema nervioso.

 

Los receptores sensoriales (la parte del sistema nervioso que siente el ambiente exterior), y las neuronas motoras (la parte del sistema nervioso que provoca el movimiento), viven en los músculos. Dado que durante un entrenamiento, estamos pensando sobre que deberían estar haciendo nuestros músculos, tenemos la capacidad de hacer cambios positivos.

 

Uno de los componentes más vitales del sistema nervioso es su capacidad propioceptiva. La propiocepción es la capacidad del cuerpo para saber dónde se encuentra en tiempo y lugar. El cuerpo utiliza sus habilidades propioceptivas para obtener información sobre tu entorno. Por ejemplo, cuando estamos caminando, nuestros pies nos dan retroalimentación propioceptiva sobre el terreno sobre el que estamos caminando. Un buen funcionamiento del sistema nervioso, utilizando la propiocepción, permite que el cuerpo se adapte a su entorno sin pensar conscientemente acerca de lo que este está haciendo. La propiocepción tiende a disminuir con la edad. Esta disminución de la capacidad propioceptiva puede conducir a la postura incorrecta, falta de equilibrio y un aumento en la probabilidad de caídas.

 

Prueba estos dos ejercicios para entrenar tu propiocepción y tu equilibrio!

 

1. Equilibrio a una sola pierna

 

Asegúrate de que no tienes zapatos. Párate sobre tu pie derecho. Levante la pierna izquierda. Cierra los ojos y trata de equilibrar durante todo el tiempo que puedas. Cambia de pierna. Concéntrate en tu tobillo apoyo. Presta mucha atención a tu distribución de peso. Trata de no poner más peso sobre un lado del pie y luego sobre el otro.

 

2. Caminata de Equilibrio

 

De pie con el talón derecho toca los dedos del pie izquierdo. Tus pies deben formar una línea vertical. Mantén esa línea vertical mientras caminas hacia adelante como si estuvieras caminando por una cuerda floja, pisando con el talón izquierdo delante de la punta del pie derecho y luego con el talón derecho delante de tu pie izquierdo. Después de tres pasos, haz una pausa y cierra los ojos durante cinco segundos. Contrae los abdominales bajos como si estuvieras tratando de ponerte en un par de vaqueros ajustados. Abre los ojos y continúa con este patrón. Detente cada tres pasos y cierra los ojos. Repite este patrón 10 veces.

 

Para obtener los mejores resultados, realiza estos dos ejercicios con los pies descalzos. Simplemente caminar con los pies descalzos ayudará a “despertar” tu propiocepción y la conexión mente-cuerpo entre tus pies y tu cerebro.

 

Un valor añadido:

 

Puedes entrenar tu sistema nervioso mediante la incorporación de equipos inestables durante cada entrenamiento. Por ejemplo, en pie sobre una pelota bosu para realizar sentadillas o ejercicios para la parte superior del cuerpo.

Tags: ,

Category: FITNESS

Leave a Reply


SEO Powered By SEOPressor